Sentencia

8a851918b93f462f1eae7191cc20863b

Refugiándome en la facilidad de lo súbito,

he decidido arrancarte de mi corazón,

ese animal extraño que anido en ti y se empeño en hibernar

una larga temporada ahí, donde se es feliz en la evasión,

sin la mas mínima intención de apurarse por la aventura necesaria.

Hundido en la tormenta de la indecisión, yo mismo sentencie

este amor vencido por la monotonía de los besos sin sabor.

Nada habría alegrado mas a mi alma que tu espíritu dando la lucha

cual Odiseo, desarrollando tu metis, ante los embates del pensamiento

que te atacan sin descanso, y que deseas vencer, como esa anhelada Troya.

Pero me he mentido a mi mismo, no hay tal Iliada, no hay escudriñamiento,

no hay sed de interrogantes, solo banalidad con escuetas

afirmaciones de tontas pretensiones vacías que aspiran la materia,

conjugando así tu perfecta coartada, tu perfecta excusa,

aun antes de mi sentencia, has matado este amor,

tu misma lo has conducido al cadalso y has halado la palanca,

ya no son necesarias las excusas, ya no es necesario

amarrarme al mástil para evitar caer en los encantos de las sirenas.

Mi barco navega otro rumbo, libre de la desazón de tu desinterés.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.

Oníricos anhelos

dreamer7.

Cuando la oscuridad baña los rincones de mi habitación,

la soledad comienza su interminable melodía y el sopor me vence, entonces

te sueño, envuelta por el canto de la naturaleza, me visitas, caminas hacia mi,

Una dama sin rostro definido, que ha obligado a mi conciencia

a sublevarse contra la razón ante la imagen de ti tan obstinadamente idealizada,

te sueño, austera, librando la batalla consciente de ese amor enemigo del tabú,

Libre en el camino de sentimiento decidido que abraza la sensatez

Rebelde ante las imposiciones terrenales rígidas e insensatas 

Austera en tus atavíos, en tus sueños de sencillez cual reina de la moderación,

Hermosa, brillante estrella vespertina

Existes, no hay duda alguna, mi corazón tiene la certeza, existes,

la violencia del miedo termina por despertarme siempre,

ese miedo onírico de sentirme perdiéndote aun teniéndote frente a mi,

sudando, pensando que soy un tonto, empecinado en mi vago concepto

en que la espera de cambio de estación traerá consigo 

tu presencia, y que por fin conoceré tu rostro enmarcado

por el aura que corona tus sienes, así como te he inventado,

Sonrió resignado, mientras la madrugada avanza.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.

 

Hermosa Dama Nocturna

amoon

Fue amor a primera vista, recuerdo verte desde que tenia conciencia

recuerdo  tu fiel compañía en cada noche de mi vida

tu inerte presencia, observandome, esperando a que reparara en ti

esperando que tu blanca presencia me dejara hipnotizado

hasta que mi mirada se poso en ti en uno de tus paseos nocturnos

tu belleza pudo atraparme como tanto lo habías deseado

Te amaba, como te había amado Da Vinci,

como te había amado Galileo, como te había amado Van Gogh,

Te amo,  como te ama el hijo del hombre, y si ese amor trasciende nuestras formas

no dudare en ir hacia ti en veloz carrera para palpar tus formas

para sentir tu silencio cómplice del amor facineroso

No en vano los poetas han caído ante tu belleza dedicándote 

innumerables odas a tu perfecto color, perfecta geografía,

perfecta puntualidad, perfecto andar, hermosa dama nocturna

seguirás ahí cuando yo haya partido, anhelandome, esperándome

seguirás ahí, danzado en la madrugada cuando yo sea cenizas

y mi semilla pueble los alrededores de esta comarca

seguirás ahí cuando el futuro lejano que soñé llegue y 

mi presencia haya sido reclamada por la gran deidad, seguirás ahí Luna.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.

tumblr_static_tumblr_static__640

Tu, el encuentro de dos balas en el campo de batalla

ese ensordecedor estruendo de tu amor llegando a mi vida

inesperadamente, apaciguando  los gritos de mi larga soledad

Ese amor furtivo que en la oscuridad se consuma

sin tabúes, derribando los muros del miedo

azarosa, ansiosa, lanzándote a la incierta aventura 

Tu pensando en el fin, yo en el largo camino contigo

Tu escapando en la noche, yo esperando en la penumbra

si esta vida fuera la de tus sueños, entonces mi vida

y la tuya recorrerían el mismo camino

prisioneros del azar los días transcurrirían

entre la lectura y el amor.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.

Papá

lonely_mountains-1920x1080

Confieso que jamas pude imaginar tu partida

que el pensarlo se me hacia vano e irreal

esa magnifica omnipresencia de poder oírte a destiempo

de sentirte en este plano, en materia,

victima y prisionero de mis antojos, se ha esfumado,

no logre preguntarte a tiempo sobre el significado de la vida

sobre los secretos mas recónditos de tu alma, esos secretos

que escondían la raíz de tu personalidad magnifica 

Ese sueño de la platica filosófica entre tu y yo que pospuse

por años impregnado por el aroma del café se ha ido

de la mano contigo, y ahora en la ausencia total

de tu amor inagotable, comienza la larga espera

del vuelo ineludible hacia ti, en este

mi destino revelado.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.

Mi Alma y su Utopía

hanyijie_sky_scenery_ship_anime_art_104162_3840x2160

Ese mundo del que decidí ser creador tu lo inspiraste

cual utopía lo hice a tu imagen y semejanza

Aquí hemos escapado del mundo que nos asedia

lleno de tu bella arquitectura, ausente de  iniquidad

tu geografía lo define, tu corazón mana su savia vital

Aquí el tiempo no gobierna ni nos urge

el dogma de la materia no rige los corazones

Solo tu y yo, en medio de las ciudades del alma

Condenados a ser felices.

Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.