Poesía

agh33333

Permíteme erigirte un templo en mi alma  que sublime ascienda

estratosferas gramaticales, torre de Babel hermosa poesía nacida en mi,

Permíteme hacer honor a tu elocuente belleza de palabras libres de algoritmos

rígidos, escondida dentro del corazón del hombre, silente, desprovista de tabúes,

Permíteme liberarte de tu prisión y licenciar la lírica que te da vida,

Permíteme regalarte libertad subjetiva para gritar al mundo verbos

emocionados que inviten al amor, cánticos gloriosos blanco celestial,

Permíteme obsequiarte mis anhelos mas recónditos, mis fantasías secretas

mas profundas. Biologia, hay mutualismo, tú me permites ser creador de odas

que subliman el corazón de mi amada, tú me has permitido habitar las ciudadelas

del amor incesante, tú me has permitido conquistar las altas cumbres

del verbo admirado, Tú sin querer y queriendo me lo has dado todo, Poesía

hermosa compañera de mis apáticos días.

Miguel Angel carrera Farias.  Venezuela.

Anuncios

Vil Lejanía…

aaaaaaaaa

En ese infame momento en que el alma es asaltada

por el terrible estruendo del corazón al romperse,

lloro tu lejanía, un continente nos separa ahora,

miles de kilómetros entre dos almas que ansían ser una,

fuerte natura impredecible esta triste realidad nos golpea,

ahora mi vida transcurre lejos de ti,  ahora tu vida transcurre libre de mi,

conozco ahora el mítico sonido del dolor, ese que el corazón

despide al quebrarse en mil pedazos entre lagrimas de impotencia,

súplica a la sabiduría religiosa, mi pecho vibra por beber de sus aguas

y ser salvo de las garras del recuerdo recurrente que tortura mis cienes

haciéndolos palpitar incansables, mezcla de hastió y añoranza,

te imagino mi hermosa criatura nocturna, mirando el horizonte

en la noche, preguntándote si en esta vil lejanía, si en ese mismo instante,

yo contemplo las mismas estrellas, la misma luna, deseoso de ti, ahora

tu ausencia es mi realidad, tu presencia es mi fantasía.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.