Lo necesario

1496234263263094

Lo fatal es necesario, tanto como lo es el magma

en el corazón de la tierra, lo fatal es necesario, 

porque ahí nace la rebelión contra toda oposición,

derribamos óbices con nuestro pecho, sorteamos

dolores, es batalla en la inercia, resplandece el

alma con la fosforescencia de la espuma marina

al sol, lo fatal es necesario, si, como lo es el martillo

al yunque, forjando arrojo con la dureza del diamante,

así es lo fatal, pérfido alfarero de los nobles rasgos, un

estruendo marino, un rechinar de dientes, una

divina comedia quizás, labra risas en la resaca del día,

cincela lagrimas en el furor de la noche, un crecer

presuroso de infames presunciones aveces, de

fortaleza salvaje otras, lo fatal es necesario, si, ahí, donde

la espada de Damocles alza su filo, arrinconando

las intenciones, lo es, luego, primaveral, llega la lluvia

y purifica todas las heridas.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Abandono

1496153919545672

Ahora tu amor me abandona,

me deja huérfano de esas mañanas

tuyas, ahora la noche viene rápido

por mi, ahora mi cama desolada

grita tus palabras esparcidas

durante los ocultos encuentros

de este amor apaciguante, hubo

guerras entre cantos nocturnos,

hubo combates de silencio necesario,

Ahora tu amor me abandona, debo

vivir la triste vida del naufrago que

llevo su propio navío a pique, vivir

sin tu sonrisa detrás de las viejas verjas,

sin tu mirada entre ardientes sabanas,

tu felicidad abandona mi inerme existencia,

Ahora tu amor me abandona presuroso,

dejas mi casa devastada, blandiendo cautela,

dejas dolor y lamentos en los polvorientos

rincones, he llegado cuando tu te has ido,

pintando cielos estrellados que se

rompen en el trincar de charcos que sorteo,

ahora que tu amor me ha abandonado.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Fronteras

1493910916250547El gran inventor de la república nos ha dividido,

con sus fronteras imaginarias en las que luego alzo

muros que caen a diario aplastando espíritus, doblegando

deseos para luego erigirse una y otra vez ante los

oprimidos, el gran inventor de la república nos insemino

el vació amor a la patria, entonces nos debíamos a ella,

si, debíamos amarla, enfrentar a nuestro hermano

que vivía del otro lado, olvidar el amor coherente y cultivar

el amor al territorio, debíamos agitar las banderas de los

próceres que regaron las tierras con la sangre del enemigo,

cautivos, lo que antaño era mundo ahora es nación,

antaño eramos humanos, ahora somos ciudadanos, se nos

privo de la libertad de vagar el mundo, el gran inventor de

la república invento partidos otoñales en primavera, señores

feudales del sufragio, autodidactas del poder y la ley,

Oh señor inventor de la república, que gran maldición has

echado al hombre, con tus muros y tu división, con tu pensamiento

tribal, tus leyes tribales, tus fronteras tribales, tu Dios tribal de ira,

ya no deambulamos continentes, ya no navegamos los mares

si la norma no lo dicta, has creado el laberinto del hombre

y nos has echado en sus fauces para que diario agreguemos

otro ladrillo y nos perdamos mas en el, en nombre de Dios.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

La noche salto sobre mi cama

1493739174108789Extrañandote, la noche salto sobre mi cama, 

Sorprendiéndome en medio de conversaciones

de almohada, ansiando que tus besos me encuentren,

que salten sobre mi, rugiendo ardientes deseos entre

paredes de viejas pinturas silenciosas, deseando caber

en tu sonrisa, entre miradas y murmullos de lluvia

de abril sobre techumbres de viejas tejas rotas, 

queriendo que tu desnudez me encuentre y me posean

entre sombras de fría y sosegada madrugada,

así te he Extrañado, así la noche salto sobre mi cama,

entre grises claros y oscuros, con la ferocidad del

silencio de la soledad.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.