Anhelos II

150229227754349Serias capaz de entender mis búsquedas?

Soportarías el calor que irradia la llama

que mi corazón emana? aquella que sofoca

mis soledades y mis deseos mas profundos,

donde chocan mis interrogantes sondeando

aquello que me atormenta día a día, en

que pedazo del mundo estas escondida?

Soportarías las mareas que se esconden

desbordadas en mi pecho? te busco, te 

necesito, pensando que necesitaras de mi,

fresca agua de manantial duermes en

algún sitio tranquilo de este planeta, en algún

remanso de paz desconocido, un pedazo del

mundo echo de azúcar, un continente afortunado

de tenerte retozando dentro de el, algo conspira para

te hundas cada vez mas en la inmensidad

de esta bastedad torturadora, aunque anhelante

ansíes nuestro encuentro tanto como yo.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Anuncios

Vileza

1501251342341295

La soldadesca se ha plantado ante la humanidad,

hervir de sangre, hervir de dudas, en esas circunstancias

lo más sencillo para ellos es mesclar el deber con el odio

contra los contrarios, provocar el choque de las razones,

insistir empujados por la necedad indiscutible de sus

superiores, ¿debería el soldado tenderle la mano a su

enemigo a punto de  morir para ayudarlo? ¿Debería

disparar contra todo deseo ferviente de los que gritan

hacerse oír? Los campos de batalla son desolados en

medio y vigorosos en sus extremos, las balas zumban

verticales mientras el ataque pasa a ser una  defensa

sabiéndose herramientas desechables, la soldadesca

se ha plantado, mira el fusil en sus manos, contempla

la acuarela difusa del odio y el deber, tiene sus órdenes,

“matad al pueblo pues este amenaza el orden aunque el

orden sea para ellos, matad a sus hijos pues su sangre

salvara la patria, id pues soldadesca con un pañuelo en

los ojos porque vuestros hermanos amenazan la ley

aunque la ley los protejan, nosotros empuñamos, ustedes

son  gatillo y polvorín, al final caeremos y dios sabrá

perdonarnos porque a él eso le compete, aquí las letras

muertas son mas importante que el pueblo, las constituciones

más que la vida, matad o los que empuñamos no os perdonaremos

jamás, la paz cuesta sangre y esa sangre no debe ser la nuestra”

luego la soldadesca se traga el remordimiento, lo digieren, lo olvidan,

así podrán volver sonrientes, sin culpas.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Anhelos

1501080467582197

¿Hubo piratas de París? ¿O de Dublín?

¿Quizás de la vieja Persia? ¿O de alguna

otra parte inesperada del mundo? Se

puede entender ese ardiente anhelo de

vivir la bohemia, surcando causalidades,

retando providencias, como entre páginas

de romanticismo literario, no es para nada

despreciable el salpicar del mar mediterráneo,

la caricia de la brisa adriática, bajar al trópico

de capricornio un día y subir al trópico de cáncer

al siguiente, contemplar la velocidad vertiginosa

del recorrer, conocer el amor de puertos, mirar

las nubes desde el mar, ver las costas desde

las nubes, libar vinos, libar libros, escribir distancias,

vivir así, arrojándose al mundo, tejiendo historias,

morir viviendo.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Utópica

1501079844259503

Imaginándote, Necesito enamorarme de tus pasiones desbocadas,

de tu altivo corazón incansable, de tu espíritu combativo, de tus

ganas de arrojarte al mundo, de cruzar de universos, sonriendo

siempre con la belleza que he soñado, Inventándote, necesito que

poseas una insaciable sed de poesía, de brumas de mañanas, de

atardeceres con besos certeros, danzando entre libros, entre páginas,

que ames zambullirte en el océano de tus propias interrogantes,

que ames lo que yo amo para amar lo que tu amas, necesito que

me necesites, que tomes mi mano y me lleves al centro de tu mundo

entre lo real y lo literario, haciéndome volar, te necesito imposible,

te necesito así, utópica.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Patria

8244072348_bf80531c52

No se que es amarte, he destruido toda

intención de ello,  me he rehusado a ello,

pero puedo vivir en ti de alguna forma,

nací aquí, me conoces, te conozco, aprendí

de tu infancia y de tu madurez donde

forman marionetas en los dominios de lo 

uniforme, donde reina la imposición

subliminal del amor a ti, crecí contigo

como compañeros de vida, ignorándote

como todos, volteando aveces cuando

eres primera plana, cantándote alabanzas

pueriles de amor vació, que equivocados estamos,

por eso te han violado, por eso estas apunto

de morir, porque ese amor es de papel,

de libros viejos, de idiosincrasias tontas y

afirmaciones con intenciones correctas,

yo solo contemplo con inacción como

mueres a manos de tus defensores, como

te violan aclamandote con banderas al

cielo, cuando esos sean huérfanos

despertaran entonces, confundidos, con

las manos llenas de tu sangre, llorándote,

mientras con inacción yo seguiré observando,

lamentando que ese amor sea a la tierra

y no al hermano que la habita.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Estelas

1498663353235615Siempre estas por ahí danzando,

entre la brisa y arboles, entre

gotas de roció y pétalos oportunos,

visitando mis mañanas con tu

sonrisa, vas calle abajo por la

enramada, entre aromas de cayenas

y siempreverdes, perfecta, serena,

huyendo de mi, abandonándome,

hay una estela de soledades absolutas

dejada por ti en ese danzar.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Copyrighted.com Registered & Protected  X19V-VD8X-EAXI-2VSJ

Presencias ignoradas

1498662020407227El silencio nunca es total, creo que eso no existe,

algo siempre taladra el oído, los sentidos, aun en

medio de la nada donde no existe cosa alguna que

con su hablar, su respiración, sus obstinados pasos,

fauna, ciudades, maquinas o el mundo mismos,

aun en la ausencia del viento en el campo abierto,

siempre algo resuena, un silbido persistente,

como una tetera al fuego gritando que el café ya

esta listo, estruendoso, la deidad o la naturaleza quizás

recordándonos que estamos vivos, sumergidos

en medio de lo desolado, en nuestra habitación

solitaria, es biología o dios, en el silencio el toca

el agua y los movimientos concéntricos despiertan,

el mora ahí, si lo piensas, el silencio nos ataca con

su escándalo, puedes oírlo, es la omnipresencia

eternamente ignorada, porque el silencio nunca es total.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Soñar

1498494278730833Sueño que eres, que soy, sueño que somos,

que rompemos silencios en medio de la nada,

que tu isla rompe mis olas acariciando tus

finas arenas de blanca piel, con algas y caracolas,

sueño que eres, que soy, sueño que somos,

que acoges mis largas soledades de horizontes

marítimos, que te meces adormecida en mi

azul profundo entre gaviotas y espuma de mar,

que eres barcaza en mis tranquilas aguas de

alboradas, que ahí exploto en mil colores sobre

ti cuando el sol enciende esos atardeceres tuyos,

sueño que eres, que soy, sueño que somos,

una alquimia de elementos subyugantes

inherentes que se fusionan en la irreverencia

de lo inefable, así encendidos en la rebeldía

sueño que eres, que soy, sueño que somos.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

Oscuridad

1498493574142824La Oscuridad no es la villanía, yo debo

protestar esa infame ignominia, esta no 

es el nido de la maldad como la vieja

literatura nos ha descrito ensuciando

su encanto con negras fabulas de monstruos

agazapados a la vista de nadie en la espera 

del inocente que solitario caiga en sus

fauces negras, como las alas del cuervo

que salpica los bosques con la llegada

de la noche, no es casa de los demonios o de

los sentimientos oscuros, no es el refugio de

las lagrimas del condenado, ni siquiera del

ladrón que sigiloso hurta lo valioso, todos

ellos la han secuestrado, es una victima del

temeroso y del inventor, la excusa para asustar

al espectador o al curioso, yo declaro que en

la oscuridad es donde el amor choca oculto

entre la piel y el sudor, que en ella los besos

y las caricias provocan movimientos sísmicos

que agitan las geografías que ahí se ocultan,

en ella la pasión brilla con la incandescencia

de lo imperceptible, el amor nace en la oscuridad,

los deseos carnales, los dulces abrazos de

madrugada, la oscuridad mas que carecer

de villanía, es un cómplice caluroso del amor.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.

La lluvia y tú

1497617995612635La mañana se inundo de ti, de esta lluvia,

de cielo gris, de nubes grises, el agua corre en

la calles como ríos, son ríos, son estruendo,

esta soledad es atronadora, dudo de estar

seguro y estoy seguro que dudo, estas

ensordecedoras dudas nada me dejan 

escuchar, camino en este día gris y hay lluvia,

hay hojas secas, hay charcos, hay grises

de invierno, hay soledad, esta me persigue

con su fragor aplastante, pienso en tus ojos,

esas nubes grises caben en tus ojos, escapo,

quiero escapar entre arboles, entre suburbios,

esconderme, guarecerme de ti, de la lluvia,

del obstinado gris, del eco de tus pasos,

de tu dulce aroma de madreselvas, odio que

la mañana se inunde de ti, de grises, de dudas,

de madreselvas, de tu ausencia.

Miguel Angel Carrera Farias.  Venezuela.